sábado, 2 de marzo de 2013

La lordosis sexual y los tacones

La receptividad en las hembras de los animales responde a elevaciones en las hormonas sexuales femeninas. Estas hormonas, actuando a través de complejas vías en la médula espinal y en el cerebro da  lugar a conductas de emparejamiento predecibles, e incluso a posturas. Una de estas posturas en particular indica sin ninguna duda que la hembra es receptiva. La conocen muy bien biólogos, ganaderos y veterinarios, y se denomina lordosis. La lordosis es una postura en la que la hembra arquea la parte inferior de la columna propulsando el trasero hacia atrás y, si tiene cola, la levanta o la aparta a un lado exponiendo los genitales. Los caballos, gatos y ratas tienen una respuesta lordótica exagerada pero también se ve en cerdos y algunos primates. Según Donald Pfaff, un experto en lordosis de la Universidad Rockefeller, se trata de una respuesta neuroquímica observable en todos los cuadrúpedos. Según él explica, una señal nerviosa disparada por el contacto del macho sube por la médula espinal hasta el mesencéfalo. Estas células nerviosas reciben la influencia de señales hormonales procedentes del hipotálamo ventromedial. Si la hembra ha recibido dosis adecuadas de estrógenos y progesterona la señal del hipotálamo dirá: " adelante, emparéjate, haz la conducta de lordosis". En caso contrario la señal es: "resiste, patea, huye".
lordosis en gata en celo

Como algunas erecciones, la lordosis se considera reflexógena, una respuesta espontánea producida por hormonas estimulada por el tacto. Sin embargo, el miedo y la ansiedad pueden interferir con esta respuesta. Mientras que algunos investigadores dicen que las hembras humanas no muestran esta respuesta, Pfaff señala que gran número de mecanismos hormonales y nerviosos se conservan cuando nos movemos de animales inferiores al hombre ( puedes ver esta base neuroquímica de la conducta lordótica en esta presentación). En su libro Man and Woman: An Inside Story, Pfaff comenta que las funciones elementales del hipotálamo, la ovulación femenina, la erección masculina y la eyaculación ( que es un proceso ancestral ) son muy similares en toda la linea filogenética.

Puede que las mujeres no muestren una postura lordótica tan marcada, pero si nos ponemos a buscar vemos que está por todos lados y voy a poner algunos ejemplos. La encontramos en las fotografias o lustraciones pin-up como esta:
La más icónica de todas estas fotografías, de 1943, que fue un éxito durante la II Guerra Mundial, es la de Betty Grable, donde vemos la espalda ligeramente arqueada en una leve lordosis. mientras solicita al observador por encima del hombro:

La inolvidable fotografía de Marilyn Monroe de  Seven Year Itch de la alcantarilla del metro también nos muestra una lordosis similar con las nalgas proyectadas hacia atrás mientras se sujeta la falda ( se dice que se recortó un tacón más que el otro para conseguir un mayor efecto):


Un ejemplo más reciente y algo más sutil es la portada de Irina Shayk de Sports Illustrated de 2011. Con las rodillas en la arena, la espalda arqueada y el trasero hacia su pies la postura lordótica es clara, aunque queda tal vez eclipsada por los pechos en primer plano que llaman probablemente más la atención:
Un caso más evidente es el de la pop star Katy Perry en la publicidad del perfume Purrs, en plan disfraz felino y todo.

O el de esta modelo, una pose clásica de lordosis, que deja pocas dudas sobre la continuidad filogenética con otras especies.
Y ahora vamos a lo de los tacones (os habréis fijado que en todas las fotos menos en la de Irina en la playa aparecen los tacones). Bien, la cuestión es que, según la antropóloga Helen Fisher, cuando la mujer viste tacones, estos le provocan una lordosis más acentuada que la fisiológica al propulsar el trasero hacia atrás, arquear la columna para mantener el equilibrio, a la vez que marca los pechos. Por ello, las mujeres se sentirían más sexys con tacones y a los hombres les gustan las mujeres con tacones. De hecho, un estudio reciente plantea que los tacones son un estímulo supernormal, asunto que ya hemos tratado en este blog, que hace más atractivas a las mujeres. Según este estudio los tacones acentúan ciertos patrones de la marcha femenina -pasitos más cortos y más giro de la cadera- que la hacen más atractiva para los hombres (lo que veían los hombres eran unos puntos de luz grabados de mujeres caminando con calzado plano y con tacón). Si todo esto fuera así, nos encontraríamos una vez mas con un fenómeno cultural ( los tacones) tras el que se encuentra oculto un mecanismo biológico muy antiguo. Nature y Nurture de la mano.

Y, para concluir, os dejo este video de una fenomenal canción en la que podemos observar ejemplos de la marcha femenina con tacones.


Referencia:
Zoobiquity. What animals can teach us about being human. Virgin Books 2012.pag. 82-83

20 comentarios:

  1. Solo un matiz: la lordosis es una postura que se logra con la anteversión pélvica, es decir, cuando se produce un giro hacia a delante de la pelvis dejando menor espacio para la columna y produciendo un arqueamiento anterior de las vértebras lumbares (en los humanos). La acentuación de esta curvatura en la zona lumbar se llama hiperlordosis (cuando es superior a la ya existente) y se considera patológica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ningún modo la hiperlordosis es patológica, las desviaciones de la normalidad en la estructura se asocian nula o pobremente con pérdida de función o con dolor. Ni escoliosis hasta 60º, ni rectificaciones, ni hiperlordosis... todo eso es sobrediagnóstico y medicalización pura.

      Eliminar
  2. Aquí en la Florida la lordosis es algo muy común sobre todo cualquier viernes o sábado noche en las discotecas. Grinding, es el baile de moda jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He estado mirando en Youtube cómo es este baile y resulta bastante obvia su carga sexual, y su relación con este tema. Otro fenómeno cultura relacionado con instintos básicos, ja,ja. Gracias.

      Eliminar
  3. Tiene sentido que con el tacón se busque evocar una lordosis, se puede pensar una función parecida para el corsé, y todavía más para el polisón que ofrece un perfil aun más lordótico. Yo espero que los tacones sean modas igual de pasajeras, porque me dan penilla las mujeres que los calzan. Desde el miriñaque a los tacones llevamos haciendo artilugios que, además de evocar posturas sexuales o aumentar artificialmente partes del cuerpo relacionadas con el tema, parecen diseñados por algún sadomasoquista para hacer más aparatosos, más complicados o menos funcionales, los desplazamientos y movimientos en general de las señoras, y eso sospecho que esconde una razón machistoide algo más siniestra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, pero ya sabes que ellas antes muertas que sencillas, ja, ja

      Eliminar
  4. Muy interesante, enhorabuena. Soy hombre y por supuesto me atraen la figura de una mujer con tacones pero aún asi, si me lo permites, apelo a la inteligencia de las mujeres para que se cuiden la espalda y usen menos tacones!

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Para poder afirmar que además de una tendencia cultural existe un mecanismo filogenético habría que poder, al menos,someter la hipótesis a estudios transculturales. Adeemás de poder demostrar el mecanismo por el cual esa herencia filogenética se transmite. Caso contrario, es un salto al vacío (por no decir una falacia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién te dice que no lo han hecho? Yo conozco varios estudios en este sentido. Además, ¿te parece poca toda la filogenia que compartimos con nuestros descendientes más cercanos; los cuales no poseen cultura pero si el mismo comportamiento de lordosis sexual? ¿Te parece creíble que aún compartiendo tanto con ellos, el acto de lordosis producido por llevar tacones es pura casualidad cultural? En fin...

      Eliminar
  6. Me parece bien el rigor que nos pide Ana pero creo que tiene razón Samuel en que estos fenómenos, o el baile ese del Grinding que nos cuenta Jefferson no son casualidad. Los circuitos nerviosos, receptores, hormonas, etc., los tenéis en un enlace en el texto. Es evidente que esos circuitos no se evaporan al pasar de cuadrúpedos a bípedos, pero también es verdad que parte de ellos puede que no sean operativos ya en humanos y que sean estructuras vestigiales. De todos modos, ni Fisher ni Pfaff dicen que en nosotros sea exactamente igual que en cuadrúpedos inferiores sino que quedarían ecos de esa conducta. Me parece a mí que en este contexto sería interesante conocer la preferencia transcultural por la postura sexual que en inglés se llama del perro ( doggy), porque lógicamente la lordosis se relaciona con esta postura que es la que usan los animales cuadrúpedos. Mi intuición es que la preferencia por esta postura sigue siendo alta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto al dogging, es imperdible la "escena de sexo" en "En busca del fuego", de Annaud. No os la perdáis.

      Eliminar
  7. No sé si este artículo gustará mucho a las feministas. Ya estoy viendo una guerra sin cuartel contra los tacones, como lo lean.

    ResponderEliminar
  8. las feministas son muy hostiles con las teorias evolucionistas, tambien la derecha y los progres, de modo que dado que la PE es verdadera y lo demás e sopinable, o se convierten en una Iglesia o se extinguirán.

    ResponderEliminar
  9. Qué gran análisis!! Esto explica muchas cosas! Gracias jajaja :)

    ResponderEliminar
  10. Querido amigo: De tacones y "contoneo", erotización y estimulación. Por si interesa añadir un punto de vista, con el alcohol como desinhibidor, os remito a un viejo Post de mi Blog, al respecto:http://grupoeupsike.wordpress.com/2008/12/04/reduccion-de-danos-prevenir-esguinces-en-intoxicaciones-etilicas/

    ResponderEliminar
  11. Jesse Bering acaba de publicar un artículo sobre este tema:
    http://blogs.scientificamerican.com/bering-in-mind/2014/07/23/the-high-heel-hottie-effect-the-evolutionary-psychology-of-womens-shoes/

    ResponderEliminar
  12. Jesse Bering acaba de publicar un artículo sobre este tema:

    http://blogs.scientificamerican.com/bering-in-mind/2014/07/23/the-high-heel-hottie-effect-the-evolutionary-psychology-of-womens-shoes/

    ResponderEliminar
  13. gracias por el aporte! brillante

    ResponderEliminar